Chimichurri

El chimichurri es indiscutiblemente argentino, como la birome, el colectivo y el Rastrojero, sin embargo el origen etimológico de su denominación está íntimamente relacionado con Gran Bretaña

La primer versión, indica que  los británicos que fueron tomados prisioneros en las Invasiones Inglesas a principio del siglo XIX y, que con el correr de los años terminaron residiendo en nuestras tierras, solicitaban el condimento con un deformado “give me curry” (dame mi curry ) o “che mi curry”. Con el tiempo la pronunciación se alteró y se utilizó popularmente como chimichurri.

Otra teoría indica que  en nuestras pampas habitó un comerciante irlandés o inglés llamado James MacCurry o Jimmy Curry que tenía la intención de exportar carnes a su país. Mientras comía un asado en un a estancia de Cañuelas y ante la imposibilidad de condimentarla con salsa Worcestershire, pidió unos condimentos e inventó el clásico adobo. La salsa de Jimmy Curry se hizo popular y  su pronunciación mutó en chimichurri.

 Recetas

Acá hay una muy buena receta de chimichurri  tradicional.

Chimichurri de Francis Mallmann

 “La receta básica – aceite de oliva, perejil y orégano- no varía nunca, pero el resto queda por cuenta del ingenio del chef y de la tradición local. A veces me preocupa que, desde que el mundo lo descubrió, vaya a gurmetizarse hasta quedar irreconocible”, explica el cocinero en el libro “Siete Fuegos”.

Rinde 2 tazas (1/2 litro)

Para la salmuera:

1 taza de agua
1 cucharada de sal guresa

Ingredientes
1 cabeza de ajo, separada en dientes y pelada
1 taza de perejil de hoja plana fresco
1 taza de hojas de orégano fresco
2 cucharaditas de ajimolido
¼ taza de vinagre de vino tinto
½ taza de aceite de oliva extra virgen
Para hacer la salmuera, poner a hervir el agua en una ollita. Agregar la sal y revolver hasta que se disuelva. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Picar el ajo finamente y colocarlo en un bol mediano. Picar muy bien el perejil y el orégano y añadirlos al ajo, junto con el ají molido. Agregar, batiendo, el vinagre de vino tinto y luego el aceite de oliva. Añadir la salmuera, batiendo. Transferir a un frasco de tapa hermética y refrigerar. Es mejor preparar el chimichurri por lo menos con un día de anticipación, para que los sabores tengan tiempo en fundirse. Se puede guardar en el refrigerador hasta 2 o 3 semanas.

 

Etiquetas: , . Agregar a favoritos este link.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

− 3 = 6