Cuenta fácil: menos fuegos artificiales más champagne

 

La tradición indica que familiares y amigos se juntan para recibir el año con una copa lista para brindar. Casi siempre los principales protagonistas son las sidras y los mal llamados champagnes, ya que en realidad son vinos blancos espumantes. El champagne sólo se hace en Francia, en una región al nordeste de París y es una Denominación de Origen. En argentina castellanizaron la palabra y lo rebautizaron como champaña.

En general, los precios de los espumantes tienen un rango variado. Los más caros son los elaborados mediante el método tradicional o “champenoise”, en el que la segunda fermentación, la que produce las burbujas, se hace en la botella. En los más económicos, aunque también muy buenos, la segunda fermentación se hace en tanques.

Otra costumbre son los fuegos artificiales y la pirotecnia, que en general son productos bastante caros. Según una nota publicada afines del 2013  en elancasti.com.ar, la gente gasta en promedio cerca de 300 pesos en petardos, cañitas voladoras, estrellitas y baterías. Si actualizamos la cifra de acuerdo a la inflación anual, la cifra sería hoy cercana a los 550 pesos. Con esa suma de dinero se pueden comprar excelentes espumantes: dos botellas de Barón B brut nature, o cuatro de Chandón extra brut, o cuatro Nieto Senetiner extra brut, o una de Rutini extra brut método champenoise, entre cientos de opciones.

Motivos para gastar menos en pirotecnia y más en champagne

– Los fuegos artificiales duran segundos y los espumantes un largo rato.
– No corrés riesgo de volarte las manos, aunque si sos muy nabo te podés sacar un ojo con el corcho.
– Te podés hacer el ecologista y el protector de los animales aunque hayas comido dos kilos de asado.
– El champagne lo podés disfrutar incluso de día.
– Tus vecinos te van a dejar de considerar un hincha pelotas.
– Tenés la posibilidad de comprar bebidas de mejor calidad que no te van a dejar resaca.
– Los espumantes no te dejan sordo.
– No corrés riesgo de incendiar casas ni campos.
– Tu perro va a estar más contento.
– Podés ver gratis los fuegos artificiales que tiran otros mientras tomás champagne.

Agregar a favoritos este link.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

+ 64 = 73