El choripán de la cancha, un superclásico

El aroma tradicional sale de la parrilla y abre instantáneamente el apetito de la muchachada. La gente hace fila frente a la humeante parrilla de la cancha para comer el sánguche más argentino de todos, el choripán.

“El chori” es la comida típica de una jornada futbolera. También es obligatoria su presencia en cualquier asado argentino. “Cacho” tiene su puesto en el Estadio Mundialista José María Minella. Está convencido que su profesión es “una de las más lindas porque la gente siempre quiere un choripán”.

 

“Hace casi 10 años que estoy en este lugar y evidentemente el choripán es algo tan nuestro como el fútbol y el mate. Pasaron las barras de Boca, Racing, Aldosivi, San Lorenzo y Gimnasia, entre otras, y cada una se llevó su chori. Además, los hacemos con amor porque nos encanta”, explica.

“Cacho” no trabaja sólo, lo acompaña su familia, compuesta por su mujer Norma y sus dos hijos. “Ella – por Norma – es la que cobra y con los pibes bajamos la parrilla de la camioneta (una Ford F 100 modelo 76 de color amarillo), prendemos el fuego y hacemos los chori. El chimi y la salsa criolla también son producto de Norma”, comenta con una sonrisa.

El tradicional sánguche tiene su inicio en las zonas rurales a mediados del siglo XIX y fue por motivos de celebración. Los paisanos se juntaban a comer un asado y surgió la idea de comer el chorizo dentro de un pan. El argentinismo lo bautizó Choripán.

Este menú trascendió la frontera campesina y se introdujo fácilmente en las zonas urbanas. Por su gusto, su facilidad para hacerlo y rápida cocción se transformó en un plato al paso: de la parrilla a la servilleta de papel, chimichurri y adentro.

“El choripán de la cancha es lo mejor”, afirma Federico mientras sostiene entre sus manos (y dientes) la comida más característica de la patria del fútbol. “Yo le pongo salsa criolla porque el chimi me prende fuego”, aclara. Matías, por su parte, le mete bastante chimichurri y con sabiduría popular concluye: “El choripán sin chimichurri es como una birra sin alcohol”.

 

Por Matías Saldívar, conductor de Fútbol Rock

Etiquetas: , , . Agregar a favoritos este link.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 4