Ranas: un plato para chupar los huesitos

Tal vez por la impresión que causa el inofensivo batracio, la rana es una eterna marginada en el gusto gastronómico de muchos argentinos. Sin embargo, su carne es un manjar con características nutricionales excepcionales. Tiene bajo aporte calórico (69 Kcal/100 g contra 111 de la carne vacuna) y de grasas, (0,3 g/100 g contra 3 g de la bovina) y su nada despreciable cuota de proteínas  que iguala al pescado con 16,6 mg/100g.

Comemos cerdo, vacas, pescados, conejos, pollos, mariscos, plantas, roedores. Tal vez sea el momento, sin recurrir al INADI, de dejar de discriminar a la rana. A diferencia de la creencia popular, y eliminando los prejuicios,  las ranas en el plato se ven muy apetitosas. El único inconveniente que presenta es la poca cantidad de carne que obliga a tomar las presas con la mano y “chupar los huesitos”. Para armar una porción se necesitan cinco ranas.

En Mar del Plata no hay muchos lugares para comer rana, el más conocido y recomendado es Torre Cerchiara en la zona de Punta Mogotes

 ¿Te animás a comerlas?

Etiquetas: , , , . Agregar a favoritos este link.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

− 6 = 1