Tips para hacer cerveza artesenal en casa

“Cualquiera puede hacerlo”, una frase trillada, pero que se ajusta a la perfección en este caso. Aprovechando el primer festival de la cerveza artesanal de Mar del Plata, fuimos al primer eslabón de la cadena, al pequeño emprendedor, al científico sin diploma pero que se ganó un máster en prueba y error, al hogareño, al “Homebrewer”, al cocinero de cerveza artesanal.
 Matías Riesco, conocido en el ámbito como TH, nos explicó el proceso para hacer “cerveza artesanal casera” sin tener que hacer grandes inversiones. “Yo voy a la casa de la gente y les empiezo a mostrar y sacar cosas que tienen ahí para que puedan cocinar. Con los elementos cotidianos de la casa se puede hacer”,  brindó el primer consejo del homebrewer, mientras por el handy le indicaban que había una falla con la pantalla del escenario de Macerar.

– Sí, ya la revisé -.
– Pero sigue sin funcionar – le indicó la voz del handy.
– Termino mi turno de cocción y voy -.

“Como homebrewer aprendes de todo: electricidad, química, física, hasta a soldar”, señaló Matías Riesco, ganador del InterAntares con la cocción de la cerveza barley wine. Explicó que para poder producir nuestro propio elixir, ese que tanto nos atrae para reunirnos, charlar, relajarnos o sumirnos en otra realidad, el tiempo y la paciencia son elementos esenciales.
Malta, lúpulo, levaduras, agua, como ingredientes. Una olla grande de acero, una heladera de camping, un termómetro, un densímetro, dos bidones de 20 litros, algún enfriador de inmersión o simplemente hielo, y no mucho más. A continuación, les mostramos los  cinco pasos descriptos por Matías Riesco para elaborar tu propia cerveza artesanal.

 Primer paso: Molienda
Se muelen los granos de malta con un molino casero, mortero, o alguna técnica, esto es para liberar el almidón que se encuentra en el interior. Se debe tener en cuenta que “por cada kilo de malta se van a utilizar 3 litros de agua”, explicó el homebrewer.

 Segundo paso: Maceración
Calentar el agua entre 67-70ºC, en una cacerola cualquiera que se tenga. “Depende los grados de temperatura que se le den a los granos de malta de cebada te da el color de la cerveza”, aclaró Riesco. Una vez lograda esa temperatura, se ponen a remojar los granos molidos en una conservadora con un grifo (heladera de camping), y se deja reposar (macerar en la jerga cervecera) durante una  hora.
En este paso es importante revolver con una espumadera, luego de la maceración, para no generar grumos. Aquí el almidón se transforma en azúcar y se obtiene el mosto, un líquido dulce y denso.
Luego de la maceración, se vierte el líquido, a través del grifo, en una olla y se procede a la cocción.

 Tercer paso: Cocción
Al momento de echar el mosto, en una olla para hervir, se le puede agregar agua porque sale muy espeso, con mucha azúcar y una densidad muy alta, hasta encontrar la densidad que se desee para la cerveza, que es lo que le va a dar el grado de alcohol. “Una densidad de 1080-1090, equivale a un 8-8,5% de alcohol aproximadamente. Todo depende también de lo que coma la levadura, hay levas que atenúan más que otras”, comentó Matías Riesco.
Se le agrega el lúpulo, al mosto hervido, que provee aromas y sabores, y se deja durante 1 hora y media para esterilizarlo. “Depende cuándo le agregues el lúpulo, será el amargor que le va a dar al sabor. Al principio del hervor sale amarga, a la mitad le da sabor, a lo último le da sólo aroma con muy poco amargor”, definió el cocinero artesanal.
Terminado el hervor, la mezcla de mosto y lúpulo debe revolverse para que los residuos que se generaron en el proceso caigan al fondo de la olla.

 Tercer paso: Enfriamiento
Enfriar el mosto lo más rápido posible hasta lograr una temperatura de 20ºC, en menos de una hora. “Si es en 30 minutos mejor, si es en 20 más todavía”, añadió el hombrewer. Este proceso se puede realizar con un enfriador de inmersión, o métodos caseros como colocar la olla en una bacha con hielo, o sumergirla en una bañera con agua congelada.

Cuarto paso: Fermentación
Se vierte el mosto frío en un recipiente, que puede ser un bidón de plástico o vidrio de 20 litros. Hay que agregarle las levaduras que van a transformar el azúcar en alcohol. Se le coloca al recipiente cerrado una válvula airlock, “expulsa el C02 que produce la levadura pero sin permitir la entrada de aire para que no se contamine”, aclaró Matías Riesco. Una técnica habitual, si se utiliza el bidón, es colocarle en su extremo un globo pinchado, para la salida del aire.
Se deja fermentar una semana a 18ªC aproximadamente.

 Quinto paso: Maduración y embotellamiento
En este último paso, se transfiere la cerveza en otro recipiente o bidón, para que la levadura que haya quedado en el fondo no genere mal olor.

Hasta ahora la cerveza no tiene gas: se realiza la técnica de carbonatación natural. Para ello se crea un almíbar, el cual se coloca en el madurador antes de embotellar. “Con una mínima cantidad de agua se calienta el azúcar hasta dejarlo hervir por unos minutos, luego se lo añade al mosto, revolviendo suavemente, sin que la cerveza tome contacto con el aire para evitar su oxidación”, hizo hincapié el homebrewer.  Se envasa y se  deja resposando en la botella por una semana para completar el proceso de carbonatación en temperatura ambiente.

Por último  se deja madurar en frío (temperatura ideal de 0ºC), para redondear cuerpo, sabor y bouquet.

Cuando finalizaba esta descripción, el handy de Matías Riesco no paraba de sonar. Le estaban ordenando que vaya a solucionar lo de la pantalla de inmediato. Pero antes nos dejó un último consejo: “Es muy importante la ayuda profesional de los catadores. En el ámbito de los productores de la cerveza hay mucha camaradería, todos son amigos, todos tiran para el mismo lado, no compiten entre sí. Por eso es esencial ir a las cocciones públicas para pedir ayuda y sacarse las dudas”. Y haciendo honor a la camaradería cervecera, salió corriendo para socorrer a sus compañeros.

 

Por Fran Forestani y Camilo Santoni

Etiquetas: , . Agregar a favoritos este link.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

77 + = 79