¿Vuelve el vino con soda?

La realidad es indiscutible. Durante los últimos años, el consumidor de vinos se fue perfeccionando bastante: entiende de varietales (o cree entender), sabe las temperaturas de servicio, elige lo que va a tomar, consulta, se informa. Pero por otro lado el consumo bajó notablemente en las últimas décadas Los más de 70 litros per cápita anuales de la década del 60 y 70, época en que el vino se tomaba con soda,  disminuyeron en los últimos tiempos a 30.

Los refrescos con menor graduación alcohólica, la cerveza y los destilados que se toman mezclados con jugos o gaseosa, influenciaron en esta disminución. Como consecuencia  de la reducción,  algunos referentes de la vitivinicultura comienzan a mirar amablemente la vuelta del “sodeado”. Tal vez dentro de un tiempo, agregarle soda al vino dejará de ser un pecado “grasún”.

Según un estudio de la consultora Initiative, el mercado de las bebidas alcohólicas en Argentina está liderado por la cerveza y el vino. Desde 2006 al 2010 la cerveza tiende a mantenerse. Pero el vino decrece. Cada vez ganan más terreno los aperitivos que tienen menor graduación alcohólica, como la cerveza, o que no tienen alcohol, sobre todo las aguas saborizadas.

Los estudios demuestran también que comienzan a repuntar los destilados y licores que «admiten» ser rebajados con otras bebidas. Por ejemplo, el vodka con jugos de fruta o el fernet, que avanza atado a la gaseosa cola.

Desde la Unión Vitivinícola Argentina plantean “romper el mito: que se puede tomar un vino con soda y no pase nada».

Guillermo Oliveto, asesor estratégico del Fondo Vitivinícola de Mendoza en estrategias de comunicación, recuerda que la idea de «habilitar» la mezcla de vino con soda estuvo presente desde el 2005 en la campaña genérica del vino argentino que armó para la COVIAR. El spot «Verdades cantadas», de 2008, sugería «si querés con cubitos, si querés con soda, si querés solito».

El objetivo fue «rescatar algo que está en la memoria y el paladar de los argentinos, que era la clásica soda con un chorrito de vino», agrega el
especialista.

Fuentes: Datos tomados del Diario Uno

Agregar a favoritos este link.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 2 =